29 de noviembre de 2022

Diego Sevillano: Con un recorrido internacional volvió a Mendoza y apuesta a invertir en el deporte local

A los 3 años la escuela de Fútbol del Sport Club de Tunuyán, con Jorge Monasterio como entrenador, se convierte en el primer lugar testigo de la destreza deportiva de este tunuyanino que tendría por delante un gran futuro.

En Comunicación con antenapais.com Diego nos cuenta su atrapante historia y como sigue su recorrido: «Después me fuí con él mismo a la escuela de fútbol Jorge Monasterio (haciendo referencia a su primer entrenador) y algunos años después jugué en el Tiro Club de Tunuyán como hasta los 13 años. A los 14 llegué a las inferiores de Godoy Cruz y estuve hasta los 22».

Durante un año el FC Otelul Galati de Rumania lo cobijó en su casa y el siguiente destino sería Unión San Felipe de Chile.

«Irme de Argentina a Rumania, me iba por primera vez del país y dejar a mi familia y amigos acá fue bastante difícil, el dejar todo atrás e ir en busca de ese sueño no era fácil porque iba a otro mundo, otra cultura, otro idioma que dentro de todo lo pude aprender, me pude adaptar. Somos animales de costumbre y términamos adaptándonos a las necesidades».

Colombia también lo tuvo cobijando bajo la bandera de Deportes Quindio «Estuve 4 años y volví el año pasado a Mendoza y estoy desde ese momento en Fadep (Fundación Amigo por el Deporte)»

«Jugar en otros países es una experiencia que no es nada fácil,se me hizo difícil las primeras veces que me fui del país, pero fue lindo, tuve la posibilidad de conocer lugares hermosos, conocer otras culturas, son cosas que me dejan experiencias de vida inolvidables»

Mendoza nuevamente lo contiene futbolística y emocionalmente ya que se encuentra mucho más cerca de su familia y amigos y jugando en un equipo mendocino, escribiendo a diario más hojas de su vida en el mundo del fútbol y con un futuro largo dentro del mundo del deporte.

El sueño de pibe

La realidad de fomentar el deporte en el departamento que lo vio nacer y criarse, lo ha llevado a invertir en espacios deportivos como canchas de Fútbol 5 y Fútbol 7 como así también canchas de Paddle en vidrios de blindex con césped sintético.

«El proyecto fue algo personal, pero después se fue sumando la ayuda de Javier y Martín, mis hermanos, que me van dando una mano y juntos vamos encarando este proyecto.»

De niños lo soñaron y ahora lo ayudan a llevar a cabo «El sueño» que de pequeños les colmó la imaginación y ahora se hace visible, este espacio donde se puede hacer deporte, dónde se pueda fomentar la integración social, tiene ese fin y obviamente la parte de inversión que genere algún ingreso aparte de lo que produce con el fútbol.

Si bien aún no hay fecha de inauguración, el complejo de canchas está llenando de ilusión a más de uno que se va imaginando torneos o enfrentamientos en un lugar de primer nivel, por ahora hay que esperar, aunque la cuenta regresiva está cada vez más cerca.

Diego eligió su lugar, el que lo vio nacer, crecer y tirar sus primeros pasos, dónde sus raíces están firmes debajo del suelo tunuyanino y dónde lo esperan, luego de su retiro (en un futuro lejano) para afianzar y fortalecer el nivel deportivo de Tunuyán.

× Comunícate con nosotros