26 de noviembre de 2022

Baches: los vecinos de la calle Lisandro de la Torre se quejan por el estado de la misma

En esa área, cercana a la terminal de ómnibus de Tunuyán, el tránsito se ve complicado por la cantidad de arterias defectuosas; sólo tienen una carpeta de asfalto que se deteriora fácilmente.


«Uh, mirá esos pozos», dice un vecino, sorprendido, apenas toma la calle Lisandro de la Torre, entre Irigoyen y Avenida San Martín. Por lo menos pudo verlos y evitarlos, porque cuando llueve se llenan de agua y engañan a la vista. Pero no es el único punto en donde el asfalto se encuentra en ese mal estado, denuncian los vecinos, que consideran que «es una zona olvidada» por las autoridades municipales.


Son varios los tramos donde las condiciones de la calle obligan a los automovilistas a hacer maniobras evasivas. También hay quejas por falta de limpieza.
Es fácil distinguir entre quiénes habitan en la zona y las personas que son visitantes. Los primeros conducen sus rodados al ritmo del zigzagueo, conocen de memoria la ubicación de cada uno de los baches y hacen todo lo posible por evitarlos, aunque no siempre sea efectivo el movimiento. Quiénes no transitan asiduamente por esa calle, suelen caer en la trampa.


«Si te movés por Tunuyán, cada seis meses tenés que revisar el tren delantero». Así de contundente fue el mensaje que le dio el mecánico a un vecino. En diciembre, tuvo que abonar $ 30.000 para cambiar los espirales y amortiguadores de su rodado. El Hombre contó a Antenapais.com, que «uno de los espirales se rompió cuando circulaba por una calle, el problema de los baches no es sólo en esta calle, se extiende incluso a otras calles de Tunuyan”, aclaró el hombre.
Cuando llueve, el agua cubre los baches y las calles próximas a la terminal de ómnibus, se convierten en un barrial. «El aspecto del lugar es de suciedad permanente», describió otra vecina.

× Comunícate con nosotros