El SUTE denuncia: «Hay escuelas que no tienen agua potable»

El gremio sale al cruce del Gobierno de Mendoza, que garantiza el inicio de las clases presenciales. Desde el sindicato afirman que hay establecimientos escolares que no están en condiciones de abrir sus puertas.

“Para que esta reapertura ocurra, hemos dispuesto una cantidad de recursos que sostendrán el regreso a las aulas de una forma cuidada y ordenada. En cuanto a la infraestructura escolar, todos sabemos que se ha venido mejorando sustancialmente los últimos años, este 2021 tendremos un 76% más en el presupuesto destinado a ello”. Así, con estas palabras, el Gobernador Rodolfo Suarez inauguraba el ciclo lectivo 2021.

Esto no parece conformar al SUTE, el gremio que está claramente enfrentado al ejecutivo y que no aceptó su propuesta en la mesa de negociaciones.

Desde el sindicato, hoy con una visible grieta interna, remarcan que existen muchas escuelas que no se encuentran en condiciones de abrir sus puertas cuando los alumnos vuelvan a las aulas.

Quien tomó la palabra y alzó al voz ante el avance del Gobierno- confirmó el inicio de las clases presenciales el 1 de marzo– fue la Secretaria Gremial del Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación, Mirtha Faget. «Tenemos una cantidad importante de escuelas de la provincia que no están en condiciones para iniciar las clases en la presencialidad», dijo.

Y enumeró los problemas edilicios que presentan algunos establecimientos: «Hay escuelas que no tienen agua potable y otras cuentan con problemas de baños«. En tanto expresó que la escuela Padín o Rawson se llueven, algo que podría haberse profundizado en otros colegios ante las lluvias de los últimos días.

«Además, hay aulas que son sumamente estrechas, otras que no alcanzan para 10 alumnos«, confió.

Desde el Gobierno destacaron la compra de elementos de limpieza e insumos de protección. En este sentido, Suarez informó que “se han depositado a la fecha 30,8 millones en 1.350 escuelas, en concepto de fondos COVID”. 

Con respecto a esto, SUTE aclara cómo es la situación en este momento y pensando, además, en los trabajos que deben realizar. «Nos va a faltar personal en cada una de las escuelas para llevar adelante una desinfección correcta», sostienen. Y esto tiene que ver, según, Faget, con que tienen tenemos compañeros, compañeras, celadores y celadores que son grupos de riesgo.

La pelea entre el Gobierno y el SUTE ya lleva varios capítulos, y parece no tener fin cuando ya hay fecha para que los alumnos regresen a las aulas.

× Comunícate con nosotros