30 de septiembre de 2022

Google tuvo como dueño a Nicolás Kuroña, un joven argentino

El sitio Google.com.ar estuvo vacante unas horas y un muchacho argentino se avivó y lo compró por 270 pesos. La página estuvo caída pero volvió a sus dueños

Un potencial error provocó que la versión argentina de Google, el buscador mas famoso del mundo quedara fuera de servicio.

Un joven argentino de unos 30 años, llamado Nicolás David Kuroña, vio que el plazo de renovación del sitio en su extensión local «. Ar» se venció y ni lerdo ni perezoso pagó una suma insignificante para quedarse con el derecho de uso de ese nic.

El sitio argentino del principal buscador se encontraba caído durante la noche del miércoles.

Al parecer, segun relató su propio comprador Nicolás, el dominio había vencido el mismo 21 de abril en el sitio de registros de direcciones de Internet llamado «Nic Argentina», que depende del Estado Nacional y que se encarga de registrar los dominios de la web con la terminación «.ar».

Una vez al año, los dominios deben renovarse, pero da la impresión de que alguien en Google se olvidó de hacer el trámite.

Aprovechando ese «hueco legal», el muchacho argentino en cuestión vio la veta y decidió comprar el dominio del buscador para Argentina en los 270 pesos que se pedían por él, y su fortuita y oportuna maniobra provocó un revuelo de inmensas e instantáneas dimensiones en Twitter.

«Se venció el dominio, estaba disponible para comprarlo!!! es todo legal«, aseguró Nicolás Kuroña, cuyo usuario es @Argentop en la red social.

Durante algunas horas y a partir de las 21:54 del miércoles 21 de abril, quien entraba a Nic.ar veía que el dueño del dominio Google.com.ar era Nicolás Kuroña, un desconocido argentino, de quién seguramente se hablará todo el jueves 22 de abril, por su osada maniobra.

De inmediato, Kuroña comenzó a recibir felicitaciones y recomendaciones por la rápida maniobra.

Algunos le ofrecían hasta asesorarlo legalmente para venderle el sitio nuevamente a Google por millones, y sarcásticamentr le pedían que negocie por el pago de la deuda externa al FMI, o hasta por una inmensa partida de vacunas americanas a cambio de devolver la titularidad a Google.

Sin embargo, muchos usuarios más duchos y conocedores le explicaban que no iba a tener muchas chances de retener el dominio, ya que la marca pertenece a Google y le sería rápidamente devuelta.

Y así fue. A las pocas horas, la empresa del Silicon Valley ya había recuperado su dominio aunque el acceso al mismo continuó varias horas más caído.

Fuente:infocielo.com

× Comunícate con nosotros