21 de junio de 2021

SEOS y CDIyF recibieron materiales didácticos sensoriales que fueron diseñados por personal de educación

«El niño, con su enorme potencial físico e intelectual, es un milagro frente a nosotros. Este hecho debe ser transmitido a todos los padres, educadores y personas interesadas en niños, porque la educación desde el comienzo de la vida podría cambiar verdaderamente el presente y futuro de la sociedad. Tenemos que tener claro, eso sí, que el desarrollo del potencial humano no está determinado por nosotros. Sólo podemos servir al desarrollo del niño, pues este se realiza en un espacio en el que hay leyes que rigen el funcionamiento de cada ser humano y cada desarrollo tiene que estar en armonía con todo el mundo que nos rodea y con todo el universo» (María Montessori).

La Dirección de Educación distribuyó en los centros educativos del departamento 60 libros, 18 tableros, 50 alfombras sensoriales y más de 75 almohadones. En junio de 2020 -debido al contexto de pandemia que impidió la presencialidad en las escuelas- los educadores comenzaron a realizar estos elementos para promover el aprendizaje, durante la primera infancia de todos los niñas y niños, a través del juego, de los sentidos y la exploración. 

El proyecto educativo de diseñar estos materiales didácticos surgió considerando la importancia de estimular la acción pedagógica de los más pequeños, haciendo hincapié en la necesidad de que el docente en los primeros años de escolarización planifique y organice el ambiente en el aula, el suministro de materiales y juguetes que despierten la curiosidad e interés de los chicos, y de esta manera estimularlos a aprender.

Los materiales se entregaron en los SEOS Mickey (Cordón del Plata), Abejitas Viajeras (San José), Burbujas de Colores (Villa Bastías), Sorpresitas y Mirador de Estrellitas (Ciudad); y en los CDIyF Cachorritos (Ciudad), Niño Jesus de Praga (Villa Bastías) y el que funciona en el CIC de San José.
Los juegos fueron confeccionados de forma manual con diversos elementos reciclados y reciclables: telas de colores, cuencas de madera, botones, entre otros. Pensados para ofrecer a los más chicos sensaciones y oportunidades para desarrollar habilidades importantes de forma relajada y jugando. 

Las niñas y niños podrán explorar, experimentar, quitar, tocar, apretar, colocar, atar -entre muchas más alternativas- estimulando el desarrollo sensorial, la psicomotricidad fina, la coordinación de las manos y la creatividad. La manipulación de estos materiales despierta la curiosidad por los elementos, sus formas, números, lenguaje, imaginación y la emoción. 

Los libros sensoriales entregados contienen una serie de páginas de tela con actividades manipulativas y multisensoriales para los más pequeños, activando la curiosidad e incentivando la imaginación. 
Los tableros se basan en paneles que incluyen texturas para que las niñas y niños vayan tocando y experimentando. 

Las alfombras, también conocidas como mantas de juego, disponen diferentes elementos que sirven a los niños para jugar, les ayudan a desarrollar los sentidos y también los animan a moverse y hacer ejercicio.

Estos trabajos artesanales están inspirados en la filosofía Montessori, cuyos principios pedagógicos son: promover el respeto a la capacidad innata del niño para aprender, proveer los escenarios, materiales y condiciones necesarias para aprovechar la mente absorbente del infante, favorecer el autoaprendizaje, organizar el ambiente cuidadosamente para ayudar al niño a aprender, trabajar a la par libertad y disciplina, respetar y valorar el logro de cada alumno en su momento y ritmo oportuno, reunir a los niños por grupos etarios, estimular el aprendizaje a través de la exploración física y la manipulación concreta de materiales multisensoriales, formar a los docentes como guías y apoyo de cada niño, según sus necesidades.

En palabras de Montessori, “la parte más importante de la vida no es la que corresponde a los estudios universitarios, sino al primer periodo, porque es aquí cuando se forman la inteligencia y el conjunto de facultades psíquicas” (1971:39).

La primera infancia es una etapa de la vida en la que se decide gran parte del destino de los seres humanos, debido a que las personas son más permeables, y los estímulos que reciben tienen mayor impacto sobre su desarrollo. De este modo, si se adquiere una base sólida en edad temprana, el aprendizaje posterior será más eficaz y aumentará la probabilidad de que continúe a lo largo de toda la vida.

De qué trata la filosofía de Montessori que inspira este tipo de materiales didácticos

El método Montessori es una forma distinta de entender el proceso educativo. Busca que los niños puedan sacar a luz todas sus potencialidades, interactuando con un ambiente preparado, rico en materiales, infraestructura, afecto y respeto. En este ambiente, los niños tienen la posibilidad de seguir un proceso individual, guiado por profesionales especializados (Montessori, 1940). 

Los materiales didácticos diseñados bajo esta pedagogía constituyen una herramienta novedosa para promover el aprendizaje y el desarrollo de habilidades y destrezas en bebés y niños pequeños con y sin discapacidades. Es una estrategia lúdica de apoyo al proceso de enseñanza-aprendizaje en el aula como material didáctico que estimula el desarrollo de las relaciones lógico-matemáticas (seriación, secuencia, clasificación, etc.) teniendo en cuenta cada etapa de crecimiento del niño.

La estimulación sensorial toma como base los principios enunciados por Montessori en su libro “La mente absorbente”, donde describe el aprendizaje de los niños menores de 6 años y los compara con una esponja que absorbe los estímulos del ambiente en forma inconsciente y con alegría.

El desarrollo del niño no necesita la supervisión constante del adulto, sino estar inmerso en un ambiente diseñado para fomentar su auto-aprendizaje y crecimiento, que responda a las necesidades de orden y seguridad.

Los materiales

Deben captar la curiosidad del niño para guiarlo por el deseo de aprender. Además, deben estar agrupados según su función. El niño tendrá que participar en la narración de cuentos, conversaciones, trabajo cooperativo, canto, juego al aire libre y momentos de actividades lúdicas libres.

Involucrar los diferentes sentidos

El gusto y olfato se estimula a partir de las plantas, que a través de sus flores y frutos proporcionan una gama rica en aromas diversos. Asimismo, es necesario realizar actividades que incluyan material constituido por productos culinarios.

El sentido táctil se estimula en todas sus formas; las texturas a través de tablillas y rugosidades, el sentido térmico por medio de botellas con agua a diferentes temperaturas y la percepción de las formas mediante maderas, gomas, etc. También se trabaja la propiocepción mediante balanceos en hamacas y pelotas de diferentes tamaños.

La vista, se trabaja mediante la percepción diferencial de las dimensiones, colores, volúmenes y formas.
El oído mediante el discernimiento de los sonidos con cajas metálicas, campanillas, silbatos, xilófonos y la audición de los sonidos de la naturaleza que se graba en el ambiente y se reproduce para identificar y nombrar.

Biografía de María Montessori (1870-1952)
(Chiaravalle, 1870 – Noordwjek, 1952) Pedagoga italiana que renovó la enseñanza desarrollando un particular método, conocido como método Montessori, que se aplicaría inicialmente en escuelas primarias italianas y más tarde en todo el mundo. Dirigido especialmente a niños en la etapa preescolar, se basaba en el fomento de la iniciativa y capacidad de respuesta del niño a través del uso de un material didáctico especialmente diseñado. El método proponía una gran diversificación del trabajo y la máxima libertad posible, de modo que el niño aprendiera en gran medida por sí mismo y al ritmo de sus propios descubrimientos.

Fuente:tupungato.gov.ar

× Comunícate con nosotros