21 de octubre de 2021

Detuvieron a un degenerado que se masturbó delante de una pasajera en colectivo

Todo comenzó cuando una mujer que esperaba el colectivo, junto a otras personas, en un parada de la Línea 800 ubicada frente a la escuela Democracia, en la esquina de Palacios y Rodríguez de Gutiérrez de Maipú. Allí notó a un sujeto que se le había acercado demasiado pero no le dio mayor importancia.

Pero, luego, al abordar el interno 130 de la línea 865, el hombre se acercó aún más hasta el punto de rozarla con su cuerpo. Incómoda con la situación, la chica se apresuró a sentarse en uno de los asientos dobles junto a la ventanilla y se tranquilizó cuando otro pasajero se sentó junto a ella.

Pero, unas paradas más adelante, la persona que se había sentado a su lado se bajó del transporte y el sujeto denunciado se apuró a ocupar el lugar vacío. Unos minutos después la chica sintió que el hombre movía su brazo repetidamente y fue allí que descubrió que el sujeto había sacado el pene fuera del pantalón y se estaba masturbando frente a ella ocultándose apenas con una mochila que llevaba.

La reacción de la víctima fue inmediata y comenzó a gritar contando lo que estaba ocurriendo. El exhibicionista se levantó de su asiento  tranquilamente e intentó bajar del colectivo, sin embargo, esto no ocurrió porque la chica le dijo al chofer que si lo dejaba bajar la denuncia sería contra él.

En medio del desconcierto y la sorpresa del resto de los pasajeros fue la propia víctima quien llamó al 911 y denunció lo que le había ocurrido.

El chofer detuvo la unidad en calle Independencia frente a la empresa Andesmar Cargas donde luego de unos minutos arribó un móvil de la Policía. Los oficiales que subieron al colectivo y tras escuchar el testimonio de la víctima, que a esa altura estaba en estado de shock, aprehendieron al sujeto y solicitaron los datos de dos testigos para radicar la denuncia.

Una situación llamativa que también ocurrió a bordo del transporte, fue que al notar que uno de los testigos filmaba con su teléfono celular el relato de la chica, los efectivos le solicitaron que no lo hiciera porque se trataba de un «hecho privado». Pero la cosa cambió cuando se enteraron que quien filmaba era un periodista de este diario.

Cabe destacar que este tipo de situaciones están encuadradas como Exhibiciones obscenas en el artículo 129 del Código Penal Argentino el cual prevé que «Será reprimido con multa de mil a quince mil pesos el que ejecutare o hiciese ejecutar por otros actos de exhibiciones obscenas expuestas a ser vistas involuntariamente por terceros». Y que en el caso de que los afectados fueran menores de 18 años «la pena será de prisión de seis meses a cuatro años. Lo mismo valdrá, con independencia de la voluntad del afectado, cuando se tratare de un menor de trece años.»

Si sos, o has sido víctima de este tipo de situaciones, podés denunciarlas al 911 o llamar a la Línea 144 de atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género.

Fuente:VoxPopuli

×

Powered by WhatsApp Chat

× Comunícate con nosotros