21 de octubre de 2021

El FMI rechazó pedido de la Argentina de reducir sobretasas en el pago de la deuda

Se trata de las comisiones extras que el Fondo Monetario Internacional impone sobre los países que toman deuda. El Gobierno nacional había pedido reducirlas para avanzar con el acuerdo.

El (FMI) rechazó el pedido de la Argentina para la reducción en las sobretasas del pago de la deuda. El Gobierno nacional había pedido arribar a un nuevo acuerdo con el organismo para la reducción de esas comisiones, que en base a la gigantesca deuda heredada del macrismo representan casi 1,5 mil millones de dólares extra de pasivos.

Así lo informó la agencia internacional Bloomberg, en la que detalla que el directorio del FMI negó aliviar los recargos en el pago de la deuda. «En una reunión informal celebrada el mes pasado, la junta rechazó una propuesta para discutir el alivio temporal de los llamados recargos, que son las comisiones que se cobran a los países que utilizan ampliamente las líneas de crédito del prestamista, según personas con conocimiento directo del asunto, quienes preguntaron no ser nombrado discutiendo conversaciones privadas», detalla la agencia especializada en asuntos económicos. 

La sobretasa es un recargo de hasta 3 puntos porcentuales de interés anual para aquellos préstamos contraídos por países miembros del FMI que superen el 187,5% de su aporte al organismo. Argentina, bajo la gestión de Macri obtuvo una línea de crédito de 56 mil millones de dólares, de los cuales obtuvo efectivamente U$S 44 mil millones. La sobretasa representa así más de mil millones de dólares anuales en concepto de intereses a pagarle al Fondo.

Reclamo del Gobierno nacional

Fue el presidente Alberto Fernández quien reclamó ante Naciones Unidas (ONU) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la necesidad de “impulsar un pacto que permita extender los plazos para atender los pagos de los endeudamientos y la aplicación de menores tasas bajo las actuales circunstancias de estrés social, sanitario, financiero y ecológico”.

En ese sentido afirmó: “Hay que repensar una nueva arquitectura financiera internacional” para hacer frente a la “triple crisis de pandemia, cambio climático y deuda que golpea duramente a los países de renta media como la Argentina”. También urgió a elaborar “un gran pacto de solidaridad global, que incluya a los países de bajos ingresos y renta media con alta vulnerabilidad climática, socio productiva y financiera”.

Las declaraciones fueron formuladas, de manera virtual, en el Diálogo de Alto Nivel convocado por el secretario general de la ONU, António Guterres, y la OIT para debatir la respuesta internacional coordinada al impacto de la COVID-19 en el mundo del trabajo.

La Argentina pagó cerca de U$S 1.900 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI), en concepto del primer pago de capital del mega préstamo contraído por la administración de Mauricio Macri en 2018, que dejó un deuda de 44.000 millones de dólares. El abono se da en medio de las negociaciones entre el Gobierno y el organismo multilateral de crédito.

Para el pago casi exacto de 1.885 millones de dólares (equivalente a 1.327 millones de DEG, la moneda del FMI), se utilizaron parte de los Derechos Especiales de Giro distribuidos por el organismo a los distintos países miembros a fines de agosto, cuando la Argentina recibió el equivalente a 4.334 millones de dólares. En cuanto al proceso, no se trata de un giro de fondos, ya que los recursos que recibió en la Argentina están en una cuenta que debita automáticamente el FMI.

Para lo que queda de 2021, restan pagar al FMI casi U$S 400 millones en intereses en noviembre, y otros 1.880 millones de dólares el próximo 22 de diciembre, en el caso de que el Gobierno no alcance antes a cerrar un nuevo programa de financiamiento con el organismo multilateral. El acuerdo con el FMI está previsto para la ejecución del Presupuesto 2022, según el proyecto enviado al Congreso por el Ministerio de Economía.

Fuente:ElDestape

 

×

Powered by WhatsApp Chat

× Comunícate con nosotros