29 de junio de 2022

El empleo en el sector privado creció 0,3% en marzo: buenas expectativas en empresas

Un informe del Ministerio de Trabajo de la Nación advirtió que en febrero se crearon 10.000 puestos de trabajo registrado en el sector privado, mientras que en la provincia de Santa Fe el crecimiento fue del 0,1%.

La recuperación del empleo registrado del sector privado continuó en marzo, en un contexto de “expansión de la producción, la inversión y el consumo”, según el Panorama Mensual del Trabajo Registrado elaborado por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), en marzo de 2022 el empleo en empresas de más de 10 personas ocupadas -localizadas en los 12 centros urbanos relevados- tuvo un incremento neto de 0,3% en relación con el mes anterior. Con este crecimiento, el empleo registrado viene mostrando cifras positivas desde julio del año pasado.

Dicha tasa de crecimiento intermensual es la más elevada para los meses de marzo desde 2008, mientras que en marzo de 2021 se verifica una tasa similar.

La expansión neta del empleo registrado observada en este último mes, que surge de la diferencia entre las contrataciones y las desvinculaciones de personal, se explica por el crecimiento de las contrataciones, las cuales se encuentran en el nivel más elevado desde 2012 (en los meses de marzo de cada año).

Sin embargo, el informa advirtió: “Es habitual que cuando se produce un escenario de elevada demanda laboral, como el actual, tienda a incrementarse el volumen de desvinculaciones de trabajadores que cambian sus empleos con el propósito de mejorar sus condiciones laborales. En marzo de 2022, tanto la tasa de incorporaciones como la tasa de desvinculaciones crecieron 0,7 puntos porcentuales con respecto al mes anterior”.

En el mismo sentido, los registros del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) mostraron para febrero un aumento de 0,2% del empleo asalariado registrado, variación que implicó que unas 10 mil personas fueron empleadas bajo esta condición.

Además, en febrero de 2022 el número de trabajadoras y trabajadores con empleo asalariado registrado del sector privado resultó un 1% superior al nivel observado en febrero de 2020, previo a la irrupción de la pandemia del COVID-19 en el territorio nacional (61 mil puestos más).

Hasta febrero, el empleo registrado se incrementó 4,2% (con respecto a julio de 2020), superando el nivel previo al inicio de la pandemia y el que mostraba la economía en diciembre de 2019.

Por su parte, las expectativas empresarias en cuanto a la contratación de personal para los próximos tres meses continúan siendo positivas, observándose el noveno mes consecutivo con valores altos en términos históricos (3,2%): del 5,4% de las empresas que declararon que harán cambios en sus dotaciones en los próximos tres meses, el 4,3% espera aumentar la dotación y apenas el 1,1% estima que la reducirá.

LA EVOLUCIÓN DEL EMPLEO SEGÚN EL SECTOR

En términos de sectores de actividad, se destacó la continuidad por noveno mes consecutivo del crecimiento del empleo industrial y, como es habitual en los meses de marzo, se observó el repunte de los servicios comunales, sociales y personales que tuvieron un incremento de su dotación en un 1,5% con relación a febrero, explicado principalmente por un aumento de las contrataciones en el sector de enseñanza.

Por su parte, el comercio registró su segundo mes con caída del nivel de empleo, luego de haber retomado el crecimiento en julio del año pasado, en el contexto de salida de la pandemia. A pesar de este comportamiento, las expectativas empresarias en cuanto a la contratación de personal para los próximos tres meses en el sector son positivas y mayores al promedio de los sectores. En la misma situación se encuentran los servicios financieros y a las empresas y el sector de transporte.

La Construcción presentó diecinueve meses consecutivos con variaciones mensuales positivas. El crecimiento de 0,9%, presentado en el mes de febrero 2022, llevó su nivel de empleo un 5,8% por encima del registrado al inicio de la pandemia; mientras que la rama de Servicios comunitarios, sociales y personales mostró un crecimiento del 0,2%,

La Industria Manufacturera verificó un incremento de 0,2%, acumulando 21 meses de crecimiento consecutivo del empleo, alcanzando un nivel de empleo formal similar al de diciembre de 2018. El crecimiento fue generalizado al interior de la industria, ya que todas las actividades mostraron resultados positivos: alimentos 0,1%, textiles y confecciones 0,2%, madera y muebles 0,5%, química y petroquímica 0,3%, metalmecánica 0,4%, automotores 0,2% y otras manufacturas 0,3%.

La evolución del sector Comercio y reparaciones registró un aumento de 0,2% con relación a enero, superando el nivel previo al comienzo de la pandemia (febrero 2020) en +1,4%.

En términos interanuales, son once los sectores que mostraron variaciones positivas: Construcción (+16%), Hoteles y restaurantes (+11,9%), Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+5,4%), y Explotación de minas y canteras (+4,1%), fueron los de mejor desempeño.

Por otro lado, tres sectores presentaron reducción en el número de empleados: Pesca (-0,4%), Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-0,5%) e Intermediación financiera (-1,3%).

GENERACIÓN DE EMPLEO EN LAS PROVINCIAS

En la comparación mensual sin estacionalidad se observa que 16 de las 24 provincias mostraron variaciones positivas. Entre las que más crecieron se encuentran Jujuy (+1,7%), Santa Cruz (+1,2%), La Rioja (+1,0%), Entre Ríos (+0,5%), Buenos Aires (+0,5%), San Luis (+0,4%), Santiago del Estero (+0,4%), La Pampa (+0,3%) y Córdoba (+0,3%).

Por su parte, CABA y Santa Fe también lograron aumentar el empleo, aunque de forma moderada (+0,1%).

Por el lado de las provincias que disminuyeron el empleo se encuentran Misiones (-0,2%), Mendoza (-0,2%), Rio Negro (-0,2%), Tucumán (- 0,6%), Salta (-0,8%), y Chaco (-2,0%).

Por su parte, el número de personas con trabajo registrado en el sistema de seguridad social (incluyendo empleo asalariado público y privado, el trabajo autónomo y el monotributista) alcanzó a 12,5 millones.

Este nivel resulta un 3,3% mayor al verificado en febrero de 2020, justo antes de la irrupción de la pandemia (porcentaje que implica 403 mil personas más con aportes a la seguridad social) y es el valor más alto de la serie de total de las personas registradas en el sistema de seguridad social (la serie estadística se inicia en enero de 2012).

× Comunícate con nosotros